El comunismo anarquista

Publié le par militante

El comunismo anárquico, llamado también anarquismo organizado o anarquismo revolucionario es la corriente del anarquismo que admite el materialismo histórico como método de análisis de la realidad.

Se distingue de los comunistas libertarios porque éstos no tienen una teoría sobre la dualidad organizativa y, en general, porque consideran que la expresión comunismo libertario da lugar a malentendidos de carácter reformista o colaboracionista con el Estado burgués, así como que el adjetivo libertario se refiere según ellos más al ala liberal del anarquismo, encabezada por Rudolf Rocker.

Para el comunismo anarquista sus expresiones más acabadas a nivel teórico se encuentran en pensadores como Mijail Bakunin, Luigi Fabbri y Camilo Berneri. El comunismo anarquista asume como una corriente del mismo la expresada por el proletariado en la lucha de clases, con ejemplos en la Ucrania de 1921 y la Revolución Española de 1936 a 1939.

Ideología

El hecho de que los comunistas anarquistas asuman el materialismo histórico (como hizo Bakunin) no significa en absoluto que sean marxistas. Es más, tal como son antiburgueses son comunistas-materialistas históricos antimarxistas o no-marxistas, más si consideramos que históricamente han sido opositores a los estados socialistas, proletarios, etc. Bakunin postuló que el socialismo de Estado degeneraría en una burocracia roja. Los demás pensadores anarquistas, incluidos los partidarios del comunismo anárquico, han estado de acuerdo con esta postura.

La guerra civil en Ucrania ejemplifica las diferencias entre el comunismo anárquico (como movimiento revolucionario) y el estatismo rojo del marxismo (como movimiento contrarrevolucionario); el guerrillero anarquista revolucionario Néstor Makhno junto con sus camaradas anarquistas ucranianos, los obreros y los campesinos que tenían en sus manos los soviets lucharon en Ucrania con el Ejército Insurreccional de Ucrania defendiendo la autonomía de los soviets contra el Ejército Rojo del Partido Bolchevique que estaba convirtiendo a los soviets en un instrumento de su poder totalitario.

Consideran que los estados llamados socialistas así como los partidos comunistas o estatistas retrasan, malforman e incluso impiden el proceso histórico de liberación del proletariado por sus propias fuerzas en la lucha de clases y se prestan para confundir el verdadero significado del Comunismo (como forma de organización no estatista, descentralizada y revolucionaria), además terminan pactando con las fuerzas burguesas espacios de poder político o repitiendo su misma forma de proceder con las clases obreras en vez de conducir a la liberación y revolución social, cayendo en lo que se llama capitalismo de Estado y los comunistas anárquicos al ser anticapitalistas también se oponen al capitalismo de Estado del marxismo.

La lucha de clases de los comunistas anárquicos, como todo anarquista, es contra la burguesía así como contra la burocracia como otra clase social por encima del proletariado, por tanto contraria al objetivo de una sociedad sin clases, es por eso que dicen de la Dictadura del Proletariado que es realmente la dictadura sobre el proletariado.

Consideran también que la expresión libertario, en los momentos actuales de la filosofía política, puede confundirse más con un movimiento del liberalismo radical que un movimiento propiamente anarquista basado en la actuación del anarquismo en el seno del movimiento obrero organizado (es significativo que libertarian, en inglés y en español libertariano, significa partidario del capitalismo y crítico con el Estado).

Organización

La referencia organizativa del comunismo anarquista se concreta en la Federazione dei Comunisti Anarchici en 2005.

En el aspecto organizativo son exclusivistas, tanto su proyecto como sus integrantes trabajan todos para la consecución de esta postura anarquista o en todo caso trabajan por un anarquismo en la forma comunista anárquica.

Si bien son anti autoritarios, enfocan más su accionar en términos de la lucha de clases lo cual trae como consecuencias que algunas de sus formas de trabajo sean consideradas por el resto de anarquistas como reformistas, al considerar estos que descuidan la lucha de los individuos libres contra la autoridad.

Le dan un gran enfoque a la organización sólida, por lo cual se dice que funcionan como partidos políticos que no buscan el poder. Por estas razones llaman a su forma de anarquismo como anarquismo organizado o anarquismo revolucionario, aunque estos nombres dados pueden resultar algo confuso para el resto de anarquistas y organizaciones anarquistas de otras tendencias.

En América Latina las agrupaciones que se denominan del socialismo libertario o del comunismo libertario son más afines al comunismo anarquista europeo que al sedicente comunismo libertario.

Aún así muchos de los puntos expuestos explican gran parte de los postulados de las otras escuelas anarquistas, aunque existen también diferencias importantes en torno a asuntos de carácter doctrinal o filosófico tanto como organizativos y económicos.

Enlaces externos

Publié dans iniciativa-comunista

Pour être informé des derniers articles, inscrivez vous :

Commenter cet article