Protestas por ley antisindical paralizan Wisconsin (EEUU)

Publié le par militante

 
 
 
 

   
Domingo, 20 de febrero

Cerca de 70 mil funcionarios públicos realizaron el sábado la quinta jornada consecutiva de protestas en Wisconsin, al norte de Estados Unidos (EE.UU.) en repudio a un proyecto de ley presentado por el gobernador republicano Scott Walker, que pretende suprimir las contrataciones colectivas, algunos derechos de los sindicatos y aumentar los descuentos salariales por razones de seguro y fondos de pensiones.

La manifestaciones que iniciaron el pasado martes se fortalecieron este sábado en varias calles de la ciudad, donde los miles de trabajadores afirmaron que no dejarán de pelear contra lo que ven como un “vasto plan de los republicanos para debilitar a los trabajadores” y al Partido Demócrata.

Según Walker esta ley antisindical pretende reducir el profundo déficit del Estado mediante recortes de salarios, pensiones, beneficios de salud y derechos de negociación colectiva.

“Estas medidas son necesarias para lidiar con un déficit estatal proyectado en 3 mil 600 millones de dólares y esto evitará los despidos de empleados estatales”, aseguró en una rueda de prensa.

Pese a la explicación, la mayoría de los sindicatos nacionales y estatales han obligado a cerrar los colegios de Madison, la capital del estado, donde hay una huelga de maestros en contra de la ley.

Según los medios locales las manifestaciones también se han extendido ciudades vecinas como Milwaukee, y a otros estados republicanos como Ohio, Indiana y Pensylvania; todos al noreste.

En tanto, el presidente Obama continúa reiterando su repudio a la ley y acusó a Walker, de “lanzar un asalto” contra los sindicatos de trabajadores públicos que a nivel socio-económico serán los más afectados por el déficit presupuestario.

El plan de Walker establece un aumento bastante considerable de las contribuciones de los empleados públicos puesto que deberán pagar 30 veces más por su pensión y 12 por ciento por el seguro médico en vez del dos por ciento que cancelaban hasta ahora, con la finalidad de ahorrarle al Gobierno unos 300 millones de dólares en los próximos dos años.

La nación norteamericana continúa sumergida en una grave crisis económica con uno de los índices de desempleo más altos de la última década (9,4 por ciento) que se suma al déficit de viviendas, poca inversión y baja de exportación desde 2009.

 

 

 

 

 

 

LA REPÚBLICA

 

Publié dans anarcosindicalismo

Commenter cet article